ROMERÍA DE JÉRICA 2015

0206 

Comenzamos septiembre, el otoño está a la vuelta de la esquina, el frescor de la mañana comienza a notarse en nuestros rostros. Un día nublado, con lluvia durante la noche anterior, pero eso no ha impedido que los peregrinos de Jérica se desplacen hasta este, nuestro Santuario de la Cueva Santa, como es tradición cada primer sábado de septiembre.

Bien sea a pie, a caballo, en carro, en coche, en autobús, cualquier medio de transporte es bueno para visitar y ponerse delante de la Blanca Paloma. Los caballos y carros que desde Jérica se desplazan realizan un descanso en la fuente de Rivas, para retomar los últimos kilómetros de ascenso hasta este santo lugar.

D. Tomás y D. Ernesto fueron los oficiantes de la Celebración Eucarística, hermosa celebración cantada por el Coro Parroquial. Al finalizar la Eucaristía un grupo de personas junto a D. Tomás se dirigieron hacia el camino del rosario para rezar el Santo Rosario.

“Tenéis una gran suerte en Jérica, amáis a la Virgen y un pueblo que ama a la Virgen se nota en su forma de ser, en su forma de pensar, la fe cuando está presente en María, es distinta. Para ti María es siempre la que nos inyecta la alegría, María es la sonrisa de Dios”, estas son la hermosas palabras que D. Ernesto dirigió a los allí presentes, palabras que pueden hacerse extensibles a tantos y tantos pueblos, a tantos y tantos peregrinos, que pasan por el Santuario y Aman a la Virgen.

1114 17

 
Banner