Actualidad grafica

Síguenos en

youtube
facebook
twitter

Buscar

CORONACIÓN CANÓNICA VIRGEN DE LA CUEVA SANTA 12 DE JUNIO DE 1988

LA PEREGRINACIÓN MARIANA A LA CUEVA SANTA

Y CORONACIÓN CANÓNICA DE LA SANTA IMAGEN*

 

Según estaba anunciado y cuidadosamente programado, se celebró la peregrinación mariana a nivel diocesano al Santuario de Ntra. Sra. de la Cueva Santa, el día 12 de junio de este año 1988.01

El que fue primer obispo de la Diócesis Segorbe-Castellón, doctor don José Pont y Gol, en su breve y emocionada alocución final dijo: “Muchos actos solemnes he vivido en este Santuario de la Cueva Santa, pero como éste, ninguno.”

Y ciertamente el acto resultó impresionante.

Desde las 7 de la mañana iban llegando peregrinos, unos a pie, otros en coches particulares y autobuses para asistir a los actos programados y ganar la indulgencia jubilar. Mañana despejada, que, a medida que avanzaba el día, iba adornándose de nubes y claros.

A las 11´30 se daba la bienvenida a todos los peregrinos, y a las 12 salía la procesión, con cruz alzada, del Santuario hacia el lugar de la celebración eucarística al aire libre, junto al pozo de aguas manantiales.         

02

En pos de la cruz seguían treinta sacerdotes revestidos de alba y estola para la concelebración. A continuación, iba el señor Cura de Altura, don Félix Gómez, con la venerada Imagen de  Ntra. Sra. de la Cueva Santa en brazos, a su lado el cuidador del Santuario, Manuel Portolés Bellón, portador de la corona, que no es precisamente nueva sino la misma corona que la santa Imagen lleva de ordinario, en fiel cumplimiento de las recientes normas del Papa Juan Pablo II en si Encíclica “Sollicitudo rei sociales”, invitando a la supresión de gastos y al cristiano desprendimiento. Cerraban el  cortejo clerical el Sr. Arzobispo dimisionado de Tarragona, Dr. D. José Pont y Gol, y el Sr. Obispo de la Diócesis, Dr. D. José María Cases y Deordal, revestido de pontifical. Seguían las Camareras de la Virgen de la Cueva Santa, la Corporación Municipal de Altura en pleno y cerraba la procesión la Banda Municipal.

Más de diez mil fieles contemplaban el desfile procesional por la vaguada, cantando entusiasmados el canto “Pueblo de reyes, Asamblea santa, pueblo sacerdotal, pueblo de Dios”.07

La multitud, situada en las laderas, a guisa de gigantesco anfiteatro, dominaba desde la altura cuanto sucedía en la hondonada. La policía de tráfico, según dicen, controló la llegada de 2.200 coches particulares y 49 autobuses. Ello dará idea de la multitud congregada en torno a la Virgen de la Cueva Santa. Todo estuvo a punto y previsto. Hasta las nubes del cielo nos concedían su benéfica sombra cuando los rigores del sol se acentuaban.

Llegados al lugar de la Celebración Eucarística, comenzó la misa de campaña. El coro de cantores de Altura entonó la “Missa de Angelis”, que coreó la multitud, bajo la dirección de Sor Paula, religiosa de las Hijas de la Caridad. Después de la emotiva homilía, el Sr. Obispo Dr. Cases y Deordal, procedió a la coronación canónica de la Patrona de la Diócesis entera y de los Espeleólogos Españoles. Un cerrado aplauso rubricó el histórico momento de la CORONACIÓN.

05A continuación, un grupo de seglares hicieron las peticiones propias de la Oración de los fieles y otro grupo de jóvenes ofrecieron sus dones.

Entre los jóvenes oferentes destacaron los Espeleólogos que ofrendaron una piedra sacada la víspera, de las entrañas de la tierra, precisamente de la sima que subyace en la misma Cueva Santa, a unos 48 metros de profundidad.

Esa piedra comenzó a hacer historia, porque fue pedida y concedida al Sr. Cura de Almazora, que, pensando en edeficar en la playa una ermita a la Virgen del Rosarío, servirá de “primera piedra”. Tanto la iniciativa como la concesión fueron recibidas con cariñoso aplauso por la muchedumbre.

A punto de comenzar el Ofertorio de la misa, se adelantó sin nadie esperarlo, una señora de Alcublas que “arrebatando” el micrófono del altar ante la sorpresa de todos, se “arrancó por rimas marianas” y nos declamó con fervor y fuerza poética una larga loa a nuestra Señora coronada, tan espontánea como emotiva. Los arrebatados versos arrancaron otro fervoroso aplauso y muchas lágrimas. Como podrá comprobar el lector, la participación popular fue plena.04

Repartieron la sagrada comunión veinticinco sacerdotes, que se desplazaron por las laderas, recordando el pasaje evangélico de la multiplicación de los panes.

02Al final de la misa, el Vicario General leyó el telegrama papal con la Bendición Apostólica y el Sr. Arzobispo dimisionario de Tarragona, D. José Pont y Gol, se dirigió emocionado a la multitud para felicitar a la Señora y a todos sus devotos.

La Imagen Coronada colocada en su engalanada peana fue trasladada procesionalmente a su sede, mientras la multitud cantaba y rezaba el Santo Rosario.

Altura y toda la Diócesis de Segorbe-Castellón y parte de la de Valencia y Teruel vivieron una jornada mariana de gracia y bendición.

 Agradecemos el desvelo y eficacia de la Sanidad, Cruz Roja, Protección Civil y Policía de Tráfico.

VICENTE PASCUAL 

                                                                     06

 

 

Telegrama del Papa

 Ritual de la Coronación 12 junio 1988

 

*  Fuente: Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de  Segorbe-Castellón, Año 1988

 
Banner